90701d02ae3da0e5a21abbd900c25748_xsLas enfermedades arteriales son aquellas que comprometen los vasos que llevan la sangre desde el corazón hasta los tejidos.

Esta sangre lleva los nutrientes y el oxígeno necesarios para mantener las funciones de los diferentes órganos. Las arterias, a diferencia de las venas, tienen sus paredes más resistentes porque deben soportar presiones mayores. La enfermedad más frecuente de las arterias es la arterioesclerosis, en la cual sus paredes se van engrosando, por el depósito de sustancias lipídicas como el colesterol y se van endureciendo por depósitos de calcio. Esto hace que las arterias se estrechen progresivamente y se ocluyan afectando la de irrigación de los órganos. También puede suceder que por estos procesos degenerativos las paredes de las arterias pierdan su resistencia y se dilaten produciendo los llamados aneurismas que pueden romperse produciendo hemorragias, la mayoría de las veces fatales, u ocluirse por trombos.